Este blog pertenece a www.seremos-arrebatados.blogspot.com, Para acceder da click "Aqui"

sábado, 25 de septiembre de 2010

Sucedio en un Concierto de Rock Cristiano

CONDUCIDO A LAS TINIEBLAS (por David Wilkerson)

ANOCHE ASISTÍ A UN FESTIVAL DE MÚSICA CRISTIANA. NUNCA OLVIDARÉ LO QUE VÍ Y PUEDO DECIR QUE FUE DESCORAZONADOR. DESDE QUE SALÍ DEL CONCIERTO HE ESTADO LLORANDO POR HORAS Y CLAMANDO EN EL ESPÍRITU, SINTIENDO LA IRA DE
UN DIOS SANTO ENCENDIDA POR LO QUE VÍ.











"¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido... Y mirarán a la tierra, y he aquí tribulación y tinieblas, oscuridad y angustia, y serán sumidos en las tinieblas" (Isaías 8:20-22).

Fui al festival porque la "estrella" que iba a actuar había estado en mi oficina unas horas antes llorando, diciéndome cuánto amaba a Jesús, cuán sincero era y que quería aprender más acerca de la santidad. Me dijo que mis mensajes escritos lo habían convencido. Sus palabras sonaban bien y su actitud parecía humilde. Fui a escucharle a él y a su grupo, porque me lo pidió y me aseguró que no me molestaría.

Mi corazón está comprometido con la gente necesitada y mi gran preocupación es rescatar las almas perdidas en las drogas, el alcohol y poseídas de demonios. YO NO QUERÍA QUE LA IGLESIA TUVIERA NADA QUE VER CON "ROCK AND ROLL", "HEAVY METAL" O "MÚSICA POP". Yo sentía que había dicho bastante al respecto, y así se lo dije al músico cuando estaba en mi oficina. Habíamos orado juntos y lo abracé cuando dejó mi oficina.

Fui anoche con el corazón dispuesto, lleno de amor y compasión por él, por los músicos cristianos y los más o menos 3,000 jóvenes que asistirían al festival. Estuve sentado durante dos canciones devocionales, tradicionales, después escuché atentamente lo que el músico testificaba, de lo que decía que Jesús había hecho en su vida. Ningún predicador de cualquier parte podría haber hablado más convincentemente y con más sinceridad, las palabras eran correctas.

Habló de separarse, de ser obediente a Jesús, de ganar almas, de oración, de la santidad, del matrimonio (él era casado), de vivir una vida santa. Mientras él hablaba yo oré: "Amado Señor, tal vez juzgué mal a este músico y a su grupo de rock pesado, quizás tu ESTÁS haciendo algo nuevo usando la música que los incrédulos prefieren para ganarlos, para captar su atención, para atraerlos y que puedan ser ministrados también. Señor, deseo regocijarme en que Tú seas predicado en cualquier manera, por cualquier grupo, si Tú estas presente en esto, si tu Espíritu Santo lo bendice".

Yo me estaba preguntando si honestamente todos mis escritos acerca de "MÚSICA DE DEMONIOS" en la casa de Dios, no eran sino prejuicios pasados de moda, o simplemente mi disgusto por la música rock. ¿No era demasiado ruido para nada? Sin embargo, algo no andaba del todo bien, había un sentimiento interno en mi corazón que me quitaba la tranquilidad. Yo razoné así: "Si Satanás está camuflageado de alguna forma, si hay levadura de maldad, ésta será revelada. Satanás siempre se revela a sí mismo de una u otra manera".

De repente el cantante gritó en el micrófono: "¡JESÚS ESTÁ LLEGANDO -ÉL VA A ROMPER LOS CIELOS- ALÍSTENSE!". La canción se titulaba "ROMPAN LOS CIELOS". De repente una oleada de humo salió de unas máquinas de humo, el ritmo machacante subió a un grado enajenante, unas luces imponentes empezaron a relampaguear, los músicos estaban parados como fantasmas saliendo de un lóbrego pantano. Era fantasmal, sobrenatural, extraño, la multitud se volvió salvaje, parecía que les encantaba, en el mismo festival un grupo de "pelos parados" había entretenido al público con sus caras pintadas, andando altaneramente como pavos reales homosexuales.

Al principio no podía creer lo que veía en el escenario y grite: "¡Esto no puede estar pasando en un festival cristiano, - no pueden hacerle esto a mi Jesús -! ¡No pueden estar tan ciegos los líderes de este ministerio de jóvenes, no pueden tener esta falta de discernimiento! Oh, Dios, ¿Qué le está pasando a tu Iglesia, que sus líderes y su gente no pueden ver el mal en esta abominación?".

De pronto yo estaba en el suelo, de espaldas, llorando y sollozando, gimiendo en el Espíritu. Me senté y me volví al escenario. ME HORRORIZÓ LO QUE VÍ EN EL ESPÍRITU; ¡VÍ IMÁGENES DE DEMONIOS LEVANTÁNDOSE DEL ESCENARIO! ¡Riéndose de los padres ciegos, de los pastores ciegos, de la juventud y de la iglesia que se desliza hacia atrás! Era una abierta manifestación de Satanás, peor que cualquiera que hubiera visto en las calles.

Me puse en pie, temblando literalmente, con el temor de Dios, consumido con un sentimiento de Su santa ira en contra de tanta maldad. Corrí entre la multitud gritando a todo lo que daba mi voz: ICHABOD (¡La gloria del Señor se ha marchado!) ¡ICHABOD! Corrí entre la multitud empujando sillas, llorando y gritando lo más alto que podía: "¡Ichabod, esto es satánico! ¡Párenlo! "¡Dios está afligido!". Fui ignorado y creo que la mayoría debió haber pensado que yo era un lunático loco. Dudo que alguien supiera quien era yo; los músicos no podían oírme, y la multitud no me permitía acercarme al escenario. Yo quería acercarme a un micrófono y gritar como Elías: "ESTO ES UN VÓMITO EN LA MESA DEL SEÑOR! ¿QUIÉNES SON SUS MAESTROS QUE PUEDEN ESTAR TAN CIEGOS, SER TAN MUNDANOS, ESTAR TAN ENGAÑADOS? ¿QUE CLASE DE BLASFEMIA ES ESTA?".

No me callaré respecto a este asunto. No guardaré silencio mientras multitud de jóvenes cristianos están siendo engañados por las suaves palabras de "lobos con piel de ovejas". El verdadero amor demanda que la verdad sea dicha.

Lo que más hirió mi espíritu, y lo más difícil de entender para mí, es que este grupo en particular y muchos otros asisten a Iglesias Pentecostales. El músico al que me refiero me dijo que él había dejado las drogas, la bebida, el sexo depravado y la ejecución del "rock and roll" cuando fue salvo. Se cortó su larga cabellera femenina, dejó de vestirse como un exhibicionista y empezó a cambiar sus caminos. Fue un pastor quien lo animó a que dejara su apariencia tan cabal y que usara el "rock and roll" para atraer a los muchachos. Un maestro que anda en sus "sesentas", en ocasiones viaja con ellos, enseñándoles y animándoles en sus malignos métodos. Según su maestro, el "rock and roll" va a ser la "música normal en las iglesias Pentecostales y Evangélicas".

¡Es media noche y no puedo dormir! No puedo dejar de llorar interiormente. Estoy encerrado con Dios en mi estudio, pidiéndole que me muestre lo que está pasando, porque hace unas horas yo ví a algunos miles de cristianos levantando sus manos creyendo que era Jesús, cuando lo más seguro es que fuera el diablo. ¿SE HA DESVIADO TANTO LA IGLESIA, O LO QUE LOS HOMBRES LLAMAN IGLESIA, QUE YA NO HAY NINGÚN DISCERNIMIENTO? ¿Ha cedido Dios ante algunos que arremeten, trayendo prácticas diabólicas dentro del dominio de la alabanza?

AHORA YO ME PREGUNTO: ¿QUIÉN SE ATREVE A ENSEÑAR A UN JESÚS ASÍ, a un Jesús que tolera el engaño? ¿QUÉ JESÚS ESTÁN PREDICANDO?. "Más vosotros no habéis aprendido así a Cristo" (Efesios 4:20).

Esto es lo que Pablo dijo en su carta a los Efesios, les estaba advirtiendo que no caminaran como otros lo hacían "en la vanidad (orgullo) de su mente" (Efesios 4:17). Los prevenía de aquellos que habían aprendido de Jesús en una manera pervertida, porque su entendimiento estaba entenebrecido; "ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón" (Efesios. 4:18).

Algún maestro o pastor les ha ENSEÑADO MAL A JESUCRISTO. El Cristo que ellos aprendieron no era el Cristo de Dios, el Señor de la santidad, el Maestro de la pureza. Aunque hablan dulcemente de Jesús y lloran cuando mencionan su nombre, y hablan de hambre de caminar en sus caminos, Pablo dice de ellos: "PERDIERON TODA SENSIBILIDAD, SE ENTREGARON A LA LASCIVIA (LUJURIA), PARA COMETER CON AVIDEZ TODA CLASE DE IMPUREZA" (Efesios 4:19).

Esto es lo que ví anoche en el festival de música, a un grupo musical de flautistas afeminados, conduciendo a muchos jóvenes a los brazos de Satanás con suaves palabras acerca de Jesús y del Perdón, y después con una energía completamente carnal y con vehemencia, ponen un sello de aprobación sobre un paganismo salido de los tesoros del diablo. Estaban diciendo con su música y con su mundana y espantosa actuación, que Jesús y la basura de este mundo eran compatibles.

Usaban dos máscaras, una de sinceros seguidores de Cristo y la otra de payasos actuando; con sus caras levantadas hacia Dios le estaban maldiciendo con su burla blasfema. Isaías profetizó de esto: "...maldecirán a su rey y a su Dios, levantando el rostro en alto" (Isaías 8:21). Lo que ellos predicaban y lo que practicaban eran dos evangelios diferentes.

Están engañados y consecuentemente ellos mismos son engañadores. ¡Han CONOCIDO MAL A CRISTO! ¡Ellos han sido embaucados, manipulados y engañados! Deberían haber tenido un pastor o un maestro con discernimiento del Espíritu Santo, con devoción a la Verdad y al Dios Santo para ADVERTIRLES Y MOSTRARLES que Dios no tolera el apegarse al viejo hombre, ni a los caminos carnales. ¿Por qué sus pastores no discernieron que estos jóvenes estaban caminando en la ignorancia y la ceguera espiritual, sin entender las verdaderas demandas de Jesús? ¿Por qué no trataron con su ambición, sacándolos del dinero y de la fama, con algo que no los llevará a lo mismo que antes los condujo al vacío y a las drogas?

Ahora ya está resultando que estos grupos están cayendo por todos lados, se han vuelto a las multitudes seculares a la cocaína, a los conjuntos musicales, haciendo el papel de voceadores hipócritas del evangelio. Sus pastores son fácilmente involucrados, porque están ciegos. Pablo lo dijo bien: "Porque vergonzoso es aún hablar de lo que ellos hacen en secreto" (Efesios 5:12). La misma música que ejecutan los lleva de vuelta a las tinieblas.

¡Ahora es tal vez demasiado tarde! ¡Ellos han rechazado la reprensión de los profetas y de los atalayas que realmente predican la verdad! ¡Están como aquellos de los cuales nos advirtió Pablo, que están perdidos a causa de su ignorancia y ceguera espirituales, que aceptan sus sentimientos del pasado y siguen sus caminos mundanos! Están tan ciegos que creen que están honrando a Cristo y que son bendición para multitud de jóvenes que la Iglesia "no puede alcanzar".

Los Predicadores que suavizan el pecado están sumiendo a esta generación en la oscuridad. "... serán sumidos en las tinieblas" (Isaías 8:22).

Nota: El proposito de colocar este tema es para dar a conocer este testimonio escrito por quien lo vivio. Les pido que respeten el tema y lo tomen con cordura, todos sabemos que es un tema delicado, pero el autor del testimonio a mostrado integridad a lo largo de su servicio al Señor, Por lo que les suplico que no descalifiquemos o menospreciemos el testimonio, sino que reflexionemos y tratemos de sacar algo bueno de ello. Atte: Marco

Mi pueblo perece por falta de conocimiento. Porque tú has rechazado el conocimiento, yo te rechazaré de mi sacerdocio; porque has olvidado la instrucción de tu Dios....(Oseas 4:6)
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada